Francisco Concha y Salomé Rebolledo,

Nuevos miembros de la Comisión Diocesana.

 

Este mes entrevistamos a Francisco Concha Paineñanco (17), servidor del Altar de la parroquia "Nuestra Señora de Lourdes" de Lanco hace siete años, estudiante de cuarto medio del Seminario Menor "San Fidel", nuevo encargado de redes sociales y a Salomé Rebolledo Jara (17), servidora del Altar de la parroquia "San Francisco" de Pucara, Villarrica, servidora con cinco años de antigüedad, estudiante de pedagogía en lenguaje y comunicación, además de pedagogía en religión en su modalidad paralela de la Universidad Católica de Temuco, también integrante del equipo de comunicaciones de la Comisión Diocesana.

 

¿Cuál fue el motivo por el cual decidieron ser Servidor del Altar y cómo ha sido su experiencia?

 

Francisco: Fue cuando empece a prepararme para mi primera comunión, ya que, iba a Misa todas las semanas hasta que le empece agarrar el gustito y darme cuenta que habían chicos unos años mayor que yo en el Altar, lo cual me llamaba mucho la atención, hasta que mis padres hablaron con la coordinadora y comencé mi proceso de preparación, y después de 8 años no me arrepiento de servirle a Dios, ya que desde el primer día tuve una buena acogida.

 

Salomé: El motivo que me llevó a ser Servidora del Altar fue principalmente el observar a otros jóvenes realizar este servicio, el percibir que siendo solo niños tienen un rol importante no solo en la Eucaristía dominical sino que también en otras actividades eclesiásticas.

  Mi experiencia como Servidora del Altar ha sido bastante agradable ya que es una oportunidad de acercarme más a Dios y fortalecer mi fe, además de conocer a diversas personas que me han ayudado a no decaer y seguir siendo persistente con mi compromiso hacia Cristo.

 

¿Qué anécdota como servidor del Altar destacarías?

 

Salomé: Una anécdota que destaco fue al finalizar una misa en mi primer año como Servidora del Altar, cuando me preparaba para volver a casa una señora se me acercó y me dijo “qué bueno que aún haya chicos que quieran estar en Misa y estén dispuestos a servir a Jesucristo, espero poder seguir viéndote”.

 

Francisco: Hay muchas anécdotas, como la primera vez que acolité, mi primer encuentro, la primera vez que fui a la jornada de formación, etc. pero sin duda, me quedaría con el honor de ser el maestro de ceremonia de mi parroquia, y de forma personal, haber vivido todos estos momentos con mi hermana, ya que me ha acompañado en todo este camino junto a Dios.

 

Francisco, tu fuiste como peregrino a la visita del Papa en Temuco ¿Qué tal la experiencia? Y para ti Salomé que fuiste Voluntaria Papal ¿Qué significó ser voluntaria durante la visita?

 

Francisco: Para mi fue una experiencia única, poder verlo tan cerca, escuchar el mensaje que nos dejó,  en especial a nosotros los jóvenes, hasta el día de hoy me siento muy agradecido de haber tenido la oportunidad de asistir, ya que fue algo muy especial y no se en que otro momento podre vivir algo así.

 

Salomé: Ser voluntaria papal fue muy gratificante y sin duda una experiencia colmada de diversas emociones, donde pudimos reunirnos con jóvenes de diversas partes para cantar, animar, reír, conversar y ayudar a los peregrinos que se congregaron desde diversas partes para escuchar el mensaje del Santo Padre.

 

¿Qué desafíos se plantean al integrarse al departamento de comunicaciones de la Comisión Diocesana?

 

Salomé: Creo que sin duda me enfrento a un gran desafío ya que no solo me uno al departamento de comunicaciones de la Comisión, sino que también inicio mi carrera universitaria, por lo cual requeriré de bastante organización, pero confío de que podré realizarlo, ya que tendré la ayuda de diversas personas que me ayudaran en este nuevo camino.

 

Francisco: Cumplir responsablemente y a la altura que esto conlleva, ademas de mantener activas las redes sociales, poder tener un contacto más cercano con los servidores de la diócesis, y dar a conocer las actividades que realizaremos del año.

 

Para finalizar que mensaje de motivación les gustaría brindar a todos esos niños y jóvenes que se sienten desanimados en su grupo de servidores del altar para que participen en las actividades que se aproximan de Semana Santa

 

Francisco: Todos hemos tenido un momento en el cual nos sentimos débiles, solos, pero llegará un momento en el que recordarás cómo llegaste aquí, por qué recorriste todo este camino, y finalmente te darás cuentas que jamás has estado solo, especialmente en esta época de Semana Santa, la cual es la fiesta más importa para todo cristiano, ya que se nos da a conocer que Jesús a vencido la muerte, salvándonos del pecado; y poder participar en esta fiesta es como una forma de darle las gracias por todo lo que Él hace por nosotros.

 

Salomé: Mi mensaje a aquellos niños y jóvenes es a no alejarse de la iglesia, ni de su fe, a no tener miedo o vergüenza de realizar un servicio para Cristo, puesto que depende de ellos que otros niños y jóvenes que también sienten este llamado y quieren  servir en el Altar se animen a hacerlo, son ellos quienes pueden  ayudar a que la juventud se mantenga en la Iglesia y sin duda Semana Santa es una gran oportunidad para poder ayudar a los demás.

 

 

Comisión Diocesana - Servidores del Altar - Diócesis de Villarrica

E-mail: servidoresdiocesisdevillarrica@gmail.com Fono: +56988588541